Las mejores 55 comedias para reír bien fuerte en Netflix


    Comedias para reírse un rato en Netflix hay muchas, pero estas son las mejores. De entre los centenares de títulos que se pueden encontrar en la plataforma de ‘streaming’, hemos hecho una selección heterogénea, salvaje y, sobre todo, absolutamente delirante. Desde comedias adolescentes hasta sátiras de los géneros más aclamados del cine, pasando por la música, el retrato histórico o la animación, aquí os dejamos unas cuantas películas cómicas que no querréis perderos por nada del mundo. Aunque, si lo que buscas son las mejores series de comedia de Netflix, también las tenemos.

    «Prefiero estar en una comedia. En mi opinión, la comedia gana a la larga», asegura Will Ferrell, maestro de la pantomima y la astracanada. «No estoy seguro de ser un actor lo suficientemente bueno para interpretar una tragedia real, así que aporto un elemento cómico a la mayoría de las cosas como respuesta a los problemas del mundo. Pero no soy un payaso, me encanta hacer el tonto pero no siento la necesidad de hacer de payaso en privado; lo hago en el trabajo, ahí es donde exorcizo mis demonios. Aunque confieso que a veces me pongo modelitos para molestar a mi mujer».

    A veces cuesta encontrar una película que realmente nos vaya a hacer reír, que encaje con nuestra compañía o que sepamos que es de nuestro estilo. Siendo sinceros: nunca lo vamos a saber al 100%, así que déjate llevar por nuestras recomendaciones, que no son pocas. ¿Te gusta que tus comedias tengan un poco de música? No dudes en ir a por ‘Dando la nota‘, donde el canto acapella se une con la comedia adolescente más escatológica. ¿Buscas algo para toda la familia? Cintas como ‘Los Mitchell contra las máquinas‘ te van a encantar, con una mezcla genial de aventuras, referencias culturales, mensaje social y, claro, comedia a raudales. ¿Quieres tirar de clásicos de otras épocas? Netflix tiene algunos de los mejores, desde ‘Los caballeros de la mesa cuadrada‘, una de esas locuras irresistibles de los Monty Python, hasta ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ y otras joyas de Pedro Almodóvar. ¿Más comedias a la española? Ahí tienes esperándote ‘Loco por ella‘, con un tono más romántico, o ‘Kiki, el amor se hace‘, que lo centra todo alrededor del sexo.

    ¿Ya sabes qué película vas a ver esta noche? Lánzate con nuestras propuestas y no te vas a arrepentir. Aquí van: las mejores comedias de Netflix.

    Publicidad – Sigue leyendo debajo

    Amor de madre (Paco Caballero, 2022)

    El carisma arrollador de Carmen Machi y la vis cómica de Quim Gutiérrez forman el equipo perfecto en esta comedia de Paco Caballero, que habla de las a veces complicadas relaciones entre madres e hijos. La película comienza en lo que sería el final de una comedia romántica: un galán irrumpe en una boda para declarar su amor a la novia, y esta lo abandona todo para irse con él. La diferencia es que aquí el protagonista es el novio al que han dejado en el altar y que ahora se ve en la tesitura de disfrutar de la luna de miel con su madre para no perder el dinero.

    #Sexpact (Kay Cannon, 2018)

    No la subestimes: esta es una de las comedias más divertidas de los últimos años y tiene a John Cena consumiendo alcohol a través de un tubo conectado a su ano. ¿Necesitas más detalles? Dirigida por Kay Cannon, la película sigue a tres padres desesperados que se han enterado por casualidad de que sus hijas adolescentes planean perder su virginidad en la noche de su graduación, y están dispuestos a todo para impedirlo.

    No mires arriba (Adam McKay, 2021)

    Nominada a los Oscars 2022 y con un reparto de escándalo (Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Cate Blanchett, Jonah Hill, Rob Morgan, Mark Rylance, Tyler Perry, Timothée Chalamet, Ron Perlman, Ariana Grande, Kid Cudi…), esta película de Adam McKay es una delirante parodia del mundo contemporáneo, a través de las redes sociales, las fake news, el cambio climático y los políticos desvergonzados. Es, además, una de las mejores comedias de 2021.

    Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (Terry Jones y Terry Gilliam, 1975)

    Si los Monty Python están involucrados, las risas están asegurados. Con clásicos como ‘La vida de Brian’ (también en esta lista) y ‘El sentido de la vida’, los británicos consiguen hacernos llorar de la risa, y lo mismo puede decirse de esta película de título interminable. ‘Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’ fue la segunda película del grupo, y en ella abordan la historia del legendario rey Arturo y de sus caballeros que van a la búsqueda del Santo Grial.

    Paso de ti (Nicholas Stoller, 2008)

    Escrita y protagonizada por Jason Segel, esta fue quizás la cumbre de la nueva comedia norteamericana liderada por la productora de Judd Apatow, y que le dio una vuelta a las convenciones del género en Estados Unidos. Aquí, entramos en una comedia de desamor y reencuentros: un músico que lucha por darse a conocer vive el momento más bajo de su vida cuando su novia, la estrella de televisión Sarah Marshall (Kristen Bell), le deja por otro hombre. Para curar sus heridas, decide irse a Hawai, pero allí tendrá que enfrentarse a la peor pesadilla: Sarah y su nuevo novio (Russell Brand) se alojan en el mismo hotel.

    Una rubia muy legal (Robert Luketic, 2001)

    Esta encantadora comedia nos enseñó que a veces podemos ser más que lo que la sociedad espera de nosotros, y también que es mejor una carrera en Harvard que un novio. ¿Una de las películas más feministas de la historia del cine? A su manera, totalmente. Protagonizada por Reese Whiterspoon, la historia sigue a una típica rubia pija y popular que queda destrozada cuando su novio la deja y decide seguirle hasta la carrera de abogacía para recuperarlo, sin darse cuenta de que en la universidad descubrirá sus verdaderos talentos.

    Lo dejo cuando quiera (Carlos Therón, 2019)

    Con un trío como David Verdaguer, Ernesto Sevilla y Carlos Santos, ¿qué podía salir mal? Esta comedia sigue a tres amigos de la universidad que, muchos años después, se encuentran siendo profesores en paro por culpa de la crisis. Por eso, encuentran la solución a sus problemas en el proyecto de investigación en el que Pedro lleva años trabajando: un complejo vitamínico que ofrece, para su sorpresa, desfase a tope sin efectos secundarios. Pero primero habrá que probarlo, ¿no?

    La gran apuesta (Adam McKay, 2015)

    Si ‘No mires arriba’ te supo a poco, sigue con el maratón de Adam McKay en Netflix con ‘La gran apuesta’, que comparte muchas de las motivaciones y perspectivas: vaya, que el mundo se va a la mierda y estamos liderados (en este caso, en las élites económicas) por auténticos criminales. La película, basada en el libro de Michael Lewis, sigue los años previos a la crisis mundial del 2008 que hundió prácticamente el sistema financiero global.

    Superlópez (Javier Ruiz Caldera, 2018)

    El Superman español tenía que ser así: un poco desastre, no demasiado cachas y más patoso que heroico. Nacido en los cómics de Jan y trasladado a la gran pantalla con un guion de Diego San José y Borja Cobeaga, la historia sigue a Juan López (interpretado por Dani Rovira), un tipo con superpoderes que aterrizó en la Tierra siendo un niño y que aprendió rápidamente de sus padres adoptivos que, en España, mejor no destacar demasiado si no quieres que te arranquen la piel. Sin embargo, las circunstancias le obligarán a sacar todo el heroísmo que lleva dentro.

    Las últimas supervivientes (Todd Strauss-Schulson, 2015)

    Entre las mejores películas de terror en Netflix también podemos encontrar raciones de comedia. Lo demuestra esta película que se burla de uno de los estereotipos más célebres del género del slasher, la final girl o última superviviente, la chica que logra librarse del asesino en serie y salir indemne mientras todos sus amigos han muerto. La historia sigue a varios amigos que son absorbidos por una pantalla de cine para encontrarse en medio de un slasher ochentero que funciona (¿o no?) con las mismas normas que las películas.

    Casi imposible (Jonathan Levine, 2019)

    Seth Rogen y Charlize Theron lideran esta comedia romántica con grandes momentos. La historia sigue a un tipo que se reencuentra inesperadamente con el primer amor de su vida, que ahora es una de las mujeres más influyentes del mundo. Parece que no hay manera que ambos puedan reavivar la llama, pero, sorprendentemente, su sentido del humor la conquista… para que le escriba sus discursos.

    El bar (Álex de la Iglesia, 2017)

    Esta divertida comedia de Álex de la Iglesia, con su punto siempre macarra y violento, encierra a algunos de los mejores talentos de nuestro cine (Blanca Suárez, Mario Casas, Jaime Ordóñez, Carmen Machi, Secun De La Rosa, Terele Pávez y más) en un mismo bar. El resultado sólo puede ser glorioso: una aventura por la supervivencia en un momento de crisis donde cada personaje revelará sus cartas lentamente.

    Donde caben dos (Paco Caballero, 2021)

    Con un elenco repleto de estrellas del cine español (Ernesto Alterio, Raúl Arévalo, Luis Callejo, Anna Castillo, Pilar Castro, Álvaro Cervantes, Carlos Cuevas, Verónica Echegui, Miki Esparbé, Ricardo Gómez, María León, Melina Matthews, Ana Milán…), esta película nos hará reír y también subir la temperatura (es una de las mejores películas eróticas de Netflix) con historias de amor, sexo y autodescubrimiento.

    Ricos y mimados (Nicolas Cuche, 2021)

    La historia de este padre que, para espabilar a sus hijos, finge que están arruinados viene de largo. Es un remake de la cinta mejicana ‘Nosotros los nobles’, de 2013. Esta, a su vez, era un relectura del clásico de Luis Buñuel de 1949 ‘El gran calavera’. Por último, Buñuel adaptaba la obra de teatro homónima, escrita por Adolfo Torrado. Un largo camino que ha llevado al último éxito cómico en Netflix.

    Juerga hasta el fin (Seth Rogen y Evan Goldberg, 2013)

    Durante una fiesta en Los Ángeles con motivo de la inauguración de la nueva casa de James Franco (sí, el de verdad), los también actores Seth Rogen, Jonah Hill, Jay Baruchel y otras ‘celebrities’ se enfrentan de pronto al fin del mundo. El Apocalipsis ha llegado y el mundillo de Hollywood tendrá que reaccionar a él lo más buenamente que puedan. El resultado es una comedia loca, absurda e irreverente con uno de los mejores finales imaginables.

    El Halloween de Hubie (Steven Brill, 2020)

    Divertida, absurda y sorprendentemente bien rodada por un Steven Brill que ha logrado oficio a costa de sumar proyectos, la película es uno de los aciertos de Adam Sandler, un payaso bueno que suspira por recibir el siguiente tartazo, consciente de que mejorará un poco el día de quien necesite verle embadurnado de nata.

    La odisea de los giles (Sebastián Borensztein, 2019)

    Padre e hijo, Ricardo Darín y Chino Darín en su primera película juntos, protagonizan esta comedia negra que mezcla el retrato social con la sátira. En la provincia de Buenos Aires, a finales del año 2001, un grupo de amigos y vecinos pierde el dinero que había logrado reunir para sacar a flote una vieja cooperativa agrícola, y pronto descubren que se debe a una estafa realizada por un inescrupuloso abogado y un gerente de banco que contaban con información de lo que se iba a desencadenar en el país. Al enterarse, el grupo decidirá armar un plan para recuperar su dinero.

    Sin rodeos (Santiago Segura, 2018)

    Es imposible ver esta película de Santiago Segura y no verse reflejado en algún aspecto de las frustraciones de su protagonista, brillantemente interpretada por Maribel Verdú. Ella, que parece tener todo lo que necesita para ser feliz, está harta de callarse las cosas. Y pronto todas esas verdades nunca dichas en voz alta saldrán a borbotones de su boca después de que un sanador le ofrezca una poción para liberar tensiones. Remake de la comedia ‘Sin filtro’, del chileno Nicolás López. ¿La incluirías entre los mejores personajes de Maribel Verdú?

    Bo Burnham: Inside (Bo Burnham, 2021)

    Los cómicos son muy de ponerse serios para contarnos lo jodida que es la vida pero, hasta ahora, nadie se había atrevido a ir tan lejos como Bo Burnham, el niño prodigio que ha decidido regalarnos el más lúcido, personal, depresivo y divertidísimo relato sobre el confinamiento en forma de especial escrito, compuesto, dirigido, interpretado, grabado y montado por él mismo.

    Shrek (Andrew Adamson y Vicky Jenson, 2001)

    Esta legendaria película de animación siempre tiene el poder de hacernos reír a carcajadas. Para ella no ha pasado el tiempo, y, si no nos creéis, comprobadlo en Netflix. La historia sigue a un ogro muy asocial que, cuando se ve sus terrenos invadidos por toda clase de criaturas de cuentos de hadas, viajará hasta la capital del reino para pedir que se arregle el problema. Pero esa misión le llevará a otra misión: rescatar a una princesa atrapada en una torre custodiada por un dragón. ¡Aventuras no le faltan! Sin duda, una de las mejores películas de animación de la historia.

    Supersalidos (Greg Mottola, 2007)

    Comedia de culto admirada por toda una generación, ‘Supersalidos’ es una comedia que se mantiene fresca más de una década después. Y eso que el humor de nerd testosterónico ya no se estila hoy día por razones obvias. Seth Rogen y Evan Goldberg escriben el guion de esta historia de dos estudiantes de instituto inadaptados, Evan (Michael Cera) y Seth (Jonah Hill), que tendrán que hacer lo que sea para ir a una fiesta y conquistar a las chicas de sus sueños. Es, también, una de las mejores películas adolescentes en Netflix.

    3 bodas de más (Javier Ruiz Caldera, 2013)

    Esta divertidísima comedia protagonizada por Inma Cuesta es perfecta para una noche de risas, solo o en compañía. Y es que Javier Ruiz Caldera supo perfectamente cómo calibrar la comedia romántica con los chistes patrios, en un viaje intenso a través de las bodas de tres ex de la protagonista, varios enamoramientos y muchas lecciones aprendidas. Completan el genial reparto estrellas como Martiño Rivas, Quim Gutiérrez, Paco León, Berto Romero y Rossy de Palma. Una de esas comedias españolas divertidas con la que disfrutar cualquier día de la semana.

    Hasta que la boda nos separe (Dani de la Orden, 2020)

    Una comedia romántica española siempre entra de lujo cuando queremos reírnos un rato sin pretensiones, y este nuevo trabajo de Dani de la Orden lo consigue con creces. Marina (delirante Belén Cuesta, como siempre) se dedica a organizar bodas mientras vive sin ataduras en su vida personal, pero un día se encontrará con un buen pastel: tiene un affaire con Carlos (Álex García), que está saliendo con Alexia (Silvia Alonso), amiga de infancia de Marina, y quien encontrará una tarjeta de la compañía de bodas y se pensará que Carlos se está proponiendo. Y ahí empieza el lío.

    Notting Hill (Roger Michell, 1999)

    «Solo soy una chica delante de un chico pidiendo que le quieran«. Una de las frases más icónicas de la comedia romántica, que encontró en ‘Notting Hill’ una representante fantástica. En ella, Hugh Grant interpreta a un librero londinense que conoce por casualidad a una estrella de Hollywood, y ambos empiezan una surrealista (pero bonita) relación. Una de las mejores películas de Julia Roberts, y de las más divertidas.

    Los Mitchell contra las máquinas (Michael Rianda y Jeff Rowe, 2021)

    Entre las propuestas más recientes de Netflix, esta película de animación de Michael Rianda y Jeff Rowe (y donde se ve la mano de los productores Phil Lord y Chris Miller) es una imprescindible. El por qué se responde solo cuando vemos las primeras escenas: una familia que quiere volver a conectar, un viaje por carretera, un apocalipsis tecnológico, una odisea para salvar el mundo, un Furby gigante… ¡Un disfrute continuo lleno de carcajadas! Y una de las mejores películas de Netflix para ver en familia.

    Mujeres al borde de un ataque de nervios (Pedro Almodóvar, 1988)

    Todas las películas de Pedro Almodóvar están disponibles en Netflix, pero, si buscas una de las más divertidas, esa es ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’. Una comedia de enredos con Carmen Maura, Antonio Banderas, Julieta Serrano, Rossy de Palma, María Barranco y Chus Lampreave que sigue siendo una de sus cintas más icónicas, ya sea por su loquísima trama o por su gazpacho. Una de las mejores películas de Pedro Almodóvar.

    Mentiroso compulsivo (Tom Shadyac, 1997)

    Jim Carrey fue el rey de la comedia en los años 90, y ‘Mentiroso compulsivo’ fue una de sus películas más exitosas. O, al menos, de las más taquilleras, convirtiéndose en la comedia de 1997 que más atrajo a los espectadores al cine. En ella, conocemos a Fletcher Reede, un abogado ambicioso y sin escrúpulos que utiliza la mentira como un medio habitual de trabajo, pero un día su hijo pide un deseo: que su padre no pueda mentir durante 24 horas. No será una de las mejores películas de los años 90, pero las carcajadas nos las arrancó.

    Dando la nota (Jason Moore, 2012)

    Antes de ‘Dando la nota’ seguro que muchos no sabían lo emocionante que puede ser en realidad la música acapella. Y desde luego aquí le sacan todo el partido posible. Protagonizada por Anna Kendrick, sigue la vida universitaria de una chica algo asocial que acaba inscribiéndose al grupo de canto de las Bellas, que está sufriendo una remodelación lejos de su estética tradicional. Mucho ritmo, bromas escatológicas (habitualmente cortesía de Rebel Wilson) y gran diversión. Muy digna entre los mejores musicales de la historia del cine.

    Súper empollonas (Olivia Wilde, 2019)

    A menudo definida como la contrapartida femenina de ‘Supersalidos’, esta película que supuso el debut en la dirección de Olivia Wilde es una auténtica maravilla. Una de las mejores comedias que encontrarás en Netflix y que sigue a dos adolescentes (Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein) en la noche antes de su graduación, cuando deciden vivir toda la fiesta que han estado prohibiéndose durante toda su etapa de instituto.

    Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez-Lázaro, 2014)

    Ya la conoces: es la película más taquillera de la historia del cine españo, y por algo será. Aunque sencilla en su retrato de los tópicos regionales de Andalucía y el País Vasco, esta película de Emilio Martínez Lázaro cuenta con el carisma irresistible de un primerizo Dani Rovira, y con un guion milimétricamente ideado para hacerte pasar un buen rato.

    La Llamada (Los Javis, 2017)

    Después de triunfar en los escenarios madrileños, ‘La llamada’ se convirtieron en películas gracias a Javier Ambrossi y Javier Calvo (AKA Los Javis), que ahora son los profesores más demandados del país gracias a OT. En este musical, un campamento religioso se convierte en el escenario para la aparición de Dios, que viste traje de chaqueta y canta Whitney Houston.

    Loco por ella (Dani de la Orden, 2021)

    Esta comedia romántica española es al mismo tiempo fiel a la tradición del género y, también, una propuesta original y diferente cortesía de Dani de la Orden. La película sigue a un periodista escéptico con el amor (Álvaro Cervantes) que, por fin, conoce a la mujer de sus sueños (Susana Abaitua). Ahora bien, resulta que esa mujer es una interna en un hospital psiquiátrico, donde él acabará también encerrado y donde tendrá que entender una serie de realidades relacionadas con la salud mental que antes estaban nubladas por sus prejuicios.

    Perfectos desconocidos (Álex de la Iglesia, 2017)

    Remake de su homóloga italiana, esta película de Álex de la Iglesia nos presenta una situación realmente pesadillesca: durante una cena entre amigos, se propone la idea de dejar los móviles encima de la mesa y ver qué mensajes y llamadas llegan. ¿Cuánto tienen que esconder los que están allí reunidos? Al parecer, muchísimo. El elenco formado por Belén Rueda, Eduard Fernández, Ernesto Alterio, Juana Acosta, Eduardo Noriega, Dafne Fernández y Pepón Nieto brilla. ¿Dónde la colocarías entre las mejores películas de Álex de la Iglesia?

    Yo soy Dolemite (Craig Brewer, 2019)

    Eddie Murphy volvió a los más alto gracias a esta película de Craig Brewer, en la que interpreta al célebre Rudy Ray Moore, un artista que en los años 70 interpretó el rol de un «chulo» de prostitutas en varias películas de serie B, que se hicieron famosas dentro del fenómeno del ‘blaxploitation’. El resultado es divertido, sexy y entrañable, una comedia brillante.

    Yucatán (Daniel Monzón, 2018)

    De su adrenalínica ‘El niño’, Daniel Monzón se pasa a la comedia negra con esta genial película protagonizada por Luis Tosar y Rodrigo de la Serna, que interpretan a dos estafadores que se dedican a timar a turistas ingenuos en cruceros de lujo. Pero ese solo es el punto de partida de una historia de desengaños amorosos y tretas delictivas.

    Festival de la canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga (David Dobkin, 2020)

    Eurofan o no, esta comedia con Will Ferrell y Rachel McAdams te va a arrancar más de una carcajada. Ambos interpretan a un dúo musical islandés que sueña con representar a su país en Eurovisión, y, contra todo pronóstico (y después de unas sospechosas circunstancias), lo conseguirán. Una película llena de cameos eurovisivos, de Conchita a Alexander Rybak, que no es tanto una parodia como una carta de amor al legendario concurso. Por desgracia no se pudo colar entre las ganadoras de los Oscars 2021, pero debería.

    El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013)

    ¿Deberíamos reírnos con el biopic de la vida de un delincuente como Jordan Belfort? Quizás no, pero es difícil no hacerlo cuando quien dirige es Martin Scorsese y el que entrega su mejor comedia física es Leonardo DiCaprio. Con grandes excesos y un retrato agrio al mundo de Wall Street, esta película habla de la ambición desmedida de los poderosos y todas las estupideces que pueden hacer cuando están drogados. Es, claro, una de las mejores películas de Leonardo DiCaprio. ¿Por la que debería haber ganado el Oscar? Suyas son las conclusiones.

    La vida de Brian (Terry Jones, 1979)

    La comedia perfecta para ver en tiempos de Semana Santa. Nada mejor que ella para explicarte la historia de Jesucristo, la Virgen, la Cruz, los bienaventurados… Oh, bueno, no va tanto sobre él sino sobre el tipo que nació el mismo día, Brian, cuya historia sigue su propio y delirante curso. Producto de la mente cómica de los Monty Python, esta es probablemente su gran obra maestra.

    La balada de Buster Scruggs (Hermanos Coen, 2018)

    Lo último de los hermanos Coen, producido por Netflix, estaba destinado a ser una serie, pero tiene bastante sentido que al final se haya quedado como una película: sus seis diferentes historias convergen en una mirada a la vez cómica y amarga al imaginario colectivo del western. Quizás algún capítulo te haga soltar una lagrimilla, pero, en general, la comedia ‘coeniana’ se impone. La contamos desde ya entre los mejores westerns de la historia del cine.

    Bee Movie (Steve Hickner y Simon J. Smith, 2007)

    ¿Una abeja demandando a los humanos por comerse su miel? ¿Una que, además, está hasta el moño de trabajar en una colmena y quiere vivir un poco la vida? Pues sí, así es el argumento de esta película de animación, del que sólo necesitamos un dato para saber que será un comedia: Jerry Seinfeld pone la voz del protagonista. A partir de ahí, preparad vuestras mejores carcajadas.

    ¿No es romántico? (Todd Strauss-Schulson, 2019)

    Si hay algo tan genial como una buena comedia romántica eso es una buena parodia de las comedias románticas. Todos esos lugares comunes y estereotipos se ponen en cuestión en esta película protagonizada por Rebel Wilson, que interpreta a una mujer que no cree en todas esas cursilerías románticas y que un día se ve inmersa en un mundo repleto de ellas. Todo, al final, para darse cuenta de quién es realmente el amor de su vida. Una comedia divertida y autoconsciente.

    A Very Murray Christmas (Sofia Coppola, 2015)

    Delicioso especial navideño dirigido por Sofia Coppola y con Bill Murray como protagonista de una fiesta por la que no dudan en pasarse Michael Cera, George Clooney, Miley Cyrus, Rashida Jones, Amy Poehler, Chris Rock, Maya Rudolph y Jason Schwartzman.

    Cómo deshacerte de tu jefe (Claire Scanlon, 2018)

    ¿Buscando algo entre la comedia y el romance? Netflix se está sacando un máster bastante exitoso en ‘rom-com’, y esta es una de las mejores muestras de ello. Dirigida por Claire Scanlon, cuenta la historia de dos becarios que quieren liar a sus jefes para que no les den tanto la tabarra. Divertida, ingeniosa y, por supuesto, muy romanticona. La contamos, ya que estamos, entre las mejores películas románticas de Netflix.

    Dolor y dinero (Michael Bay, 2013)

    ¿Michael Bay? ¿Comedia? ¿Voluntaria? ¡Pues sí! Esto, que parece una ‘machunada’ de cosas que explotan protagonizada por tres hombres de musculaturas imposibles (Dwayne Johnson, Mark Wahlberg y Anthony Mackie), resulta ser una comedia no sólo tremendamente divertida, sino también muy autoconsciente y crítica del Sueño Americano.

    Algo muy gordo (Carlo Padial, 2017)

    Lo último de Carlo Padial, rey del ‘posthumor’ underground con ‘Mi loco erasmus’ o ‘Taller Capuchoc’, vuelve a ser una reflexión sobre los límites de la comedia, y del propio cine. Pero, además, es una película divertidísima, liderada por Berto Romero y sus disquisiciones existenciales.

    Pequeño demonio (Eli Craig, 2017)

    Si te maravilló ‘Tucker y Dale contra el mal’, te encantará lo nuevo de su creador, Eli Craig, que mantiene ese humor absurdo y esa reverencia al género. Si el ‘slasher’ fue el foco del homenaje en la primera, la posesión demoníaca -el Anticristo, concretamente- es el tema central de esta divertida comedia sobre las relaciones, a veces demoníacas, entre padres e hijos.

    La increíble Jessica James (Jim Strouse, 2017)

    Producción original de Netflix, esta película de Jim Strouse nos habla del amor en los tiempos de Tinder desde el carisma arrollador de su protagonista, la cómica Jessica Williams. Sus aventuras emocionales y sexuales nos revelan un sentimiento más vivo que nunca: el que revela la necesidad de encajar, de conectar, de enamorarse.

    Fe de etarras (Borja Cobeaga, 2017)

    Esta producción original de Netflix tenía como seguro de calidad al siempre interesante Borja Cobeaga, director de la aclamada ‘Negociador’. Aquí, nos presenta a cuatro etarras que deben convivir bajo el mismo techo a la espera del gran golpe, mientras España avanza en el mundial de fútbol. ¿Podrán soportar los ‘lololos’ y las banderas de la nación?

    The Meyerowitz Stories (Noah Baumbach, 2017)

    Lo último de Noah Baumbach, producido por Netflix, es un retrato de una familia tan artística como desestructurada, con rencores pasados que sobrevuelan el ambiente y egos incontrolables que destrozan las relaciones. Adam Sandler, en uno de sus mejores papeles, encabeza el elenco de esta comedia con aires de Woody Allen.

    Kiki, el amor se hace (Paco León, 2016)

    El amor se hace, y qué bien nos sienta. Paco León le rindió un tremendo homenaje al amor, el sexo y el erotismo en esta comedia coral que explora las filias sexuales de diferentes personajes, liberados de cualquier atadura social o tradición. ¡Y que viva la libertad!

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

    Publicidad – Sigue leyendo debajo

    0
    Así es Daniel Radcliffe en el biopic de «Weird» Al Yankovic Las actrices de ‘Euphoria’ se niegan a hacer los desnudos gratuitos que Sam Levinson escribe

    No hay comentarios

    Aún no hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *