Taquilla 2023: 6 lecciones que nos dejó este año

Taquilla 2023: 6 lecciones que nos dejó este año

Tras este 2023, la industria cinematográfica mundial enfrenta un panorama interesante. Al inicio del año, diversas películas apuntaban a convertirse en tremendos éxitos, pero pronto se convirtieron en el hazmerreír de sus detractores. Por otro lado, hubo proyectos que sorprendieron a más de uno, y desde su trinchera cambiaron las presuposiciones que más de uno tenía sobre ellos. Se mire por donde se mire, la taquilla de 2023 se ha convertido en una de las más interesantes a analizar. Su gran cantidad de éxitos y fracasos ha sido clave para que muchos estudios echen hacia atrás sus planes. O para que tomen medidas correctivas ante posibles catástrofes.

Luego de meses sumamente interesantes, y giros de tuerca dignos del mejor thriller de M. Night Shayamalan, aquí presentamos las lecciones taquilleras que nos dejó el año.

La importancia de un buen presupuesto

Hace algunos años, los presupuestos superiores a $200 millones de dólares (MDD) eran prácticamente algo exclusivo. Desde 2020, prácticamente una docena de películas han costado más de $200 MDD, una cifra que, si bien, pudo deberse a los caros protocolos para filmar durante la pandemia, Hollywood ya no se puede permitir. Años atrás, presupuestos monstruosos sólo eran vistos en ciertas películas de superhéroes (como Avengers y sus secuelas), Avatar, algunas entregas de Piratas del Caribe y Star Wars.

Tan sólo en 2023, producciones como Rápidos y furiosos 10 ($340 MDD), Indiana Jones y el dial del destino ($329 MDD), Misión: imposible – sentencia mortal, parte uno ($291 MDD) y La sirenita ($250 MDD) se vieron afectadas en taquilla por costar semejantes cantidades. Más allá de los gastos en los que se incurrió tras la pandemia, no había razón alguna para que películas así tuvieran presupuestos fuera de proporción. Lo peor es que, en algunos casos, la inversión no se ve reflejada en pantalla.

Debido a presupuestos locamente innecesarios, Rápidos y furiosos 10 es un fracaso taquillero aun cuando recaudó más de $700 MDD. Ya no estamos en una época donde China rescata a las franquicias que el resto del mundo desprecia. Y varios estudios se verán perjudicados si no hacen algo al respecto. Bajo ninguna circunstancia, una taquilla como la de Rápidos y furiosos 10 debería ser señalada como un fracaso, pero a eso nos ha llevado la industria y sus sendos despilfarros. En el entorno actual, recaudar $700 MDD es todo un logro, y no debería ser visto como lo mínimo para empezar a generar ganancias.

Si de presupuestos responsables hablamos, dos grandes ejemplos son Oppenheimer y Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes. Ambas costaron $100 MDD, tienen un diseño de producción y efectos de primer nivel, además de un gran elenco y una duración cercana o en torno a las 3 horas. Si bien, Oppenheimer superó los $950 MDD, la precuela de Los juegos del hambre terminará cerca de los $330 MDD. Ésta última cifra no se acerca a Rápidos y furiosos 10, o a las de entregas anteriores en la saga, pero sirve para demostrar que, con gastos controlados, mayores posibilidades de éxito hay.

Críticas y taquilla no siempre van de la mano

6 lecciones que nos dejó la taquilla en 2023
6 lecciones que nos dejó la taquilla en 2023

Si revisamos la lista de las películas con mayor taquilla en 2023, nos encontraremos con algunos títulos que no enloquecieron a los críticos de cine (Ant-Man and the Wasp: Quantumania, La sirenita, Rápidos y furiosos 10 y Super Mario Bros: La película). Y si hacemos lo mismo con los fracasos del año, veremos que aparecen historias con una muy buena recepción (Calabozos y dragones, Los asesinos de la luna y la más reciente entrega de Misión: imposible). Esto nos señala algo que, en los últimos años ya se notaba, y recientemente se evidenció aún más. Cuando hay genuino interés de la audiencia, las críticas no hacen gran diferencia a la hora de vender boletos.

Si bien, es cierto que el boca a boca puede “salvar” algunos proyectos (Elementos es un gran ejemplo), en la mayoría de los casos no hay interés suficiente. Como muestra está Super Mario Bros: La película. Prácticamente todo el mundo moría por ver cómo Mario, Luigi, la princesa Peach y Bowser llegaban a la pantalla grande. De nada sirvió que los críticos se fueran contra la película. su público estaba totalmente convencido de verla, y por eso la convirtió en un tremendo éxito. Esto no significa que las críticas no tengan valor alguno, simplemente no cambian las cosas en el grado que muchos esperan. Pareciera que algunos proyectos, desde su concepción, tienen un destino marcado y se convierten en historias “a prueba de críticas”.

No vender falsas promesas; un buen marketing puede hacer la diferencia

Los últimos meses del año nos dejaron ver las consecuencias de malos trailers y polémicas campañas de marketing. Hay dos casos muy peculiares de ello. The Marvels, el peor fracaso en la historia del MCU, se vendió de forma curiosa con cada nuevo avance. Los primeros eran consistentes en vender una apuesta cómica, llena de color y aventuras espaciales. Pero luego de trágicas preventas y un profundo desinterés, Marvel lanzó su gran apuesta.

En un último trailer se estableció una ligera conexión entre Thanos y Dar-Benn, la villana de la cinta. Además, se hizo notorio un tono épico, de severas consecuencias para el futuro del MCU. Aunque esto último en cierta medida se cumplió, lo cierto es que no hubo lazos entre los villanos mencionados, ni una aventura de épicas proporciones, sólo fanáticos molestos.

Curiosamente, en el cine mexicano también hubo una situación similar. Señora influencer, de Carlos Santos, se vendió como una comedia que ya hemos visto muchas veces en los últimos años. Para cuando llegó a los cines y se descubrió lo que era (un drama con tintes de horror), el daño ya estaba hecho. Muchos ni siquiera vieron la película por considerarla una película más del montón y eso afectó la taquilla: poco más de $20 millones de pesos (MDP). Algunos analistas han asegurado que, de haberse vendido como lo que era, quizá la recaudación pudo haber sido superior.

Nuevamente, Oppenheimer y Barbie son ejemplos de lo que se debe hacer. Christopher Nolan y Universal vendieron la primera de dichas cintas como lo que era: un intenso drama adulto con grandes actuaciones y un reparto de primer nivel. Warner Bros. Discovery hizo lo propio con Barbie. En vez de contar la verdadera historia de la cinta, provocó grandes dudas sobre la trama y generó un interés pocas veces visto para un proyecto así. Ahora, ambas cintas están entre los 3 más grandes éxitos de taquilla en 2023. ¿Coincidencia?

Las redes sociales no son el mundo real

6 lecciones que nos dejó la taquilla en 2023

Cada que salía un nuevo avance o imagen promocional de La sirenita, miles de usuarios en redes sociales pronosticaban un gran fracaso para Disney. Cada que salía un nuevo avance o imagen promocional de Misión: imposible – sentencia mortal, parte uno, miles de usuarios en redes sociales pronosticaban que sería la más taquillera de la saga, y un nuevo éxito en la carrera de Tom Cruise. ¿Alguien se imaginaba que, al final de 2023, La sirenita tendría una mayor recaudación que Misión: imposible?

Claro, la diferencia es de apenas $2 MDD, pero sirve como un gran ejemplo de que las redes sociales, tal como las críticas, no siempre son lo suficientemente fuertes para cambiar el destino de una película. Otro ejemplo importante del año es Flash. Durante meses, el rumor que inundaba las redes era muy fuerte. Se indicaba que la película del velocista escarlata cambiaría la historia de DC y era, además, una de las mejores producciones del cine de superhéroes. Evidentemente, muchos mostraron un aparente interés por ver la película, y con cada tráiler parecía que su taquilla sería de las más altas en 2023.

Curiosamente, ésta sí fue toda una sorpresa, pero negativa. Tantos comentarios, reacciones, teorías y hasta debates sirvieron de muy poco. Pareciera que, en realidad, los únicos que vieron la película fueron aquellos quienes la promovían en redes. Con apenas $108 MDD en Estados Unidos y $270 en todo el mundo, Flash es uno de los más grandes fracasos del año.

Y si de México hablamos, Eugenio Derbez volvió a demostrar por qué su nombre es uno de los más importantes para el cine mexicano contemporáneo. En redes sociales, muchos opinan en su contra y descalifican de inmediato todo lo que hace. Pero el público general, ese por el que sobreviven las películas, no deja de confiar en él. Gracias a ello, y a pesar de un estreno mediano para los estándares de Derbez (poco más de $40 MDP), Radical se ha convertido en el mayor éxito mexicano desde 2019. Sus más de $200 MDP hasta la fecha significan una cosa. El mundo de las redes sociales, y el de la gente que paga un boleto cada semana, no siempre son el mismo. 

Tal y como sucede en el cine de terror, nadie está a salvo

6 lecciones que nos dejó la taquilla en 2023

Ya mencionamos a Tom Cruise y su dramática caída en taquilla luego del éxito de Top Gun: Maverick. Pero éste año hubo otras caídas igual de dramáticas que dejaron clara una regla clave de las películas de terror: luego de tantos años, nadie está a salvo. Así sucedió con Marvel y Pixar a lo largo del año.

En febrero, Ant-Man and the Wasp: Quantumania abrió con unos potentes $249 MDD a nivel mundial. Fácilmente, el mejor estreno en la historia del héroe interpretado por Paul Rudd. Pero las malas críticas y un terrible boca a boca provocaron que la cinta ni siquiera duplicara esa apertura y terminara con apenas $476 MDD. Primera señal importante de lo que deparaba el año. En mayo, Guardianes de la Galaxia Vol. 3 debutó con $118 MDD en Estados Unidos, casi $30 MDD por debajo del Vol. 2. Sin embargo, las buenas recomendaciones de la audiencia hicieron que sus números fueran constantes y no terminara muy por detrás de su antecesora.

Luego llegó The Marvels. Y con unos vergonzosos $200 MDD en todo el mundo demostró que la audiencia estaba cansada de la reciente mediocridad del MCU. Luego de 15 años, Marvel perdió esa confianza del público y se convirtió en una franquicia en peligro. En aras de recobrar un poco de lo perdido y reestructurar los proyectos del futuro, Marvel Studios sólo estrenará una película en 2024. Y no se trata de cualquier proyecto, sino de la esperada Deadpool 3. Sólo el tiempo dirá si el rechazo de la audiencia fue momentáneo, o si tantos proyectos mediocres al hilo dañaron para siempre a una de las franquicias más exitosas de los últimos años.

Con Disney y Pixar, la situación fue aún más complicada. En junio, Elementos representó la peor apertura para una película coproducida por ambos estudios. Como se mencionó líneas atrás, fue la recomendación del público (y la falta de estrenos importantes) lo que “salvó” a la colorida cinta de ser el peor fracaso para la compañía. Sus casi $500 MDD a nivel mundial son envidiados por otras cintas que tuvieron debuts más taquilleros.

Pero Wish: El poder de los deseos fue como soltar una bomba para la división animada de Disney en solitario. Con un presupuesto de $200 MDD (el elevado estándar para los proyectos de ese tipo), la película no apunta a superar, en el mejor de los escenarios, los $150 al final de su corrida comercial. La historia para festejar los 100 años de Walt Disney Studios se convirtió en una decepción para quienes esperaban una historia digna de los grandes clásicos de la compañía. Y de paso, en un rotundo fracaso para su estudio. Ni siquiera Disney, que durante décadas encantó con sus historias a la audiencia, está a salvo de perder su dominio en el cine animado.

Hacer de las películas un “evento” es una gran ayuda  

6 lecciones que nos dejó la taquilla en 2023
6 lecciones que nos dejó la taquilla en 2023

Luego de la pandemia, se hizo evidente que las salas de cine no desaparecerían gracias a los blockbusters. Pensemos en el tipo de películas que “revivieron” la taquilla luego de los confinamientos: Godzilla vs Kong, Un lugar en silencio: Parte 2, Rápidos y furiosos 9 y, por supuesto, Spider-Man: Sin camino a casa. ¿Qué tienen todas en común? Son grandes espectáculos dignos de verse en una pantalla grande por sus increíbles atmósferas, efectos visuales y secuencias de acción.

En 2023, prácticamente todos los grandes éxitos de taquilla se vendieron como eventos en su propia liga. Scream 6 ofreció emocionantes secuencias de suspenso. Creed III cumplió con espectaculares coreografías de pelea. John Wick 4 llevó la acción a otro nivel. Super Mario Bros: La película aprovechó la nostalgia, y Five Nights at Freddy´s hizo del Halloween una experiencia única.

Pero si de eventos hablamos, ¿qué tal el famoso Barbenheimer”? El tercer fin de semana de julio se convirtió en uno de los más exitosos de la historia gracias al estreno de Barbie y Oppenheimer. Millones de fanáticos en todo el mundo aprovecharon el lanzamiento de tan diferentes películas por medio de vestuarios específicos, memes, frases, e incluso dinámicas de las que muchos quisieron formar parte, como ver ambas cintas el mismo día. El Barbenheimer demostró que, a veces, el marketing gratuito y la creatividad de la gente pueden hacer mucho más que cualquier campaña de millones de dólares. Y vaya que Warner Bros. Discovery y Universal Pictures obtuvieron grandes beneficios por ello.

Sin embargo, no sólo las películas “tradicionales” forman parte de estos llamados eventos. Luego de conquistar los más importantes escenarios del mundo, Taylor Swift llevó su gira musical, The Eras Tour, a salas de cine en varios países del mundo. Gracias a sus llamados swifties, la multipremiada cantante recaudó más de $250 MDD y le dio un gran respiro a los exhibidores que atravesaban un octubre complicado. Más allá de las cifras, The Eras Tour inspiró un ambiente pocas veces visto en las salas. Incluso los empleados de los cines se unieron a los asistentes para cantar y bailar como si estuvieran en el concierto de Taylor Swift. No importa qué tanto ruido hayan hecho los asistentes, o a cuántos espectadores de salas contiguas hayan molestado; ninguna otra película de octubre se acercó a la recaudación o popularidad de este fenómeno musical.

De cara a un 2024 que enfrentara ciertos estragos tras las huelgas de actores y guionistas, ¿cuál de éstas lecciones creen que los estudios deberían tomar más en serio? ¿lograrán evitar los errores que marcaron sus últimos meses?

autor Soy de los que siempre defendió a Robert Pattinson como Batman y puede ver la misma película en el cine hasta 7 veces. ¿Mi gusto culposo? El cine de terror de bajo presupuesto.

Contenido original de Cine PREMIERE

0
Algunas fronteras es mejor no cruzarlas. Tráiler de ‘Wanted Man’ James Gunn critica el exceso de cameos en las últimas películas de superhéroes: “Es lo…

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *