Tom Hanks: Imposible hoy que interprete al protagonista gay de Filadelfia


En 1994, Tom Hanks obtuvo el primer Óscar de su trayectoria actoral por la cinta dramática Filadelfia. Ahí, el californiano encarnó a Andrew Beckett, un abogado de la ciudad de Filadelfia, Pensilvania, quien en aras de mantener su empleo, debe ocultar su homosexualidad y su condición médica de VIH positivo. El reparto incluía también a Denzel Washington, en el rol de Joe Miller, representante legal que deviene un aliado del protagonista en la lucha por sus derechos.

Tom Hanks y Denzel Washington en Filadelfia (1993)

Filadelfia, dirigida por Jonathan Demme, mereció también el Premio de la Academia por Mejor canción original («Streets of Philadelphia» de Bruce Springsteen) y la nominación a Mejor guion original y Mejor maquillaje. Es además reconocida por ser una de las primeras producciones populares de Hollywood en hablar abiertamente del VIH y de la homofobia. No obstante, Tom Hanks acepta que de querer filmar hoy ese mismo largometraje, las exigencias serían muy distintas.

En reciente entrevista con The New York Times (vía EW), el veterano histrión optó por incluir Filadelfia en el tipo de «películas oportunas en su momento y que tal vez no puedas hacer ahora». La pregunta del entrevistador era cómo Hanks veía el panorama de la cultura actual, donde múltiples personas pondrían objeción en que un personaje homosexual caiga en manos de un actor heterosexual, como lo fue su caso. Sin embargo, él no lo considera un problema, sino sencillamente un indicio de que vivimos tiempos distintos de mayor diversidad e inclusión que permiten que la comunidad LGBT se represente a sí misma en la pantalla.

«No hay nada que puedas hacer al respecto», aseveró. «Pero veamos, ¿podría un hombre heterosexual hacer ahora lo que hice en Filadelfia? No, y con justa razón. El objetivo de Filadelfia era no tener miedo. Una de las razones por las que la gente no le tenía miedo a esa película es que yo estaba interpretando a un hombre gay. Estamos más allá de eso ahora, y no creo que la gente acepte la falta de autenticidad de un hombre heterosexual interpretando a un hombre gay».

Y agregó:

«No es un crimen. [No es lloriqueo] el que alguien diga que vamos a exigir más de una película en el ámbito moderno de la autenticidad. ¿Sueno como si estuviera predicando? No es mi intención».

En la misma charla con EW, Tom Hanks aceptó que Forrest Gump —donde personificó a un hombre con bajo coeficiente intelectual— tampoco sería una película permisible para nuestros días. Por otro lado, días antes, el actor todavía defendía la cinta noventera de Robert Zemeckis por sus valores humanos y la emotiva conexión entre sus personajes.

Ahora, casi treinta años después de esas películas que le merecieron el Óscar, Hanks sigue muy activo dentro de la industria fílmica. En 2022, lo veremos en la biopic Elvis, que estrena teatralmente el próximo 14 de julio, y en el live-action Pinocho, cuyo arribó a Disney Plus sucederá el 8 de septiembre del año en curso.

mm Tengo muy mala memoria. Por solidaridad con mis recuerdos, opto por perderme también. De preferencia, en una sala de cine.
0
‘Jurassic Park’: El día que Steven Spielberg nos abrió las puertas de su Parque Jurásico… ¿Quién es Wonder Man? Conoce al héroe de la futura serie de Marvel

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *