‘Top Gun Maverick’: Las 9 fantasmadas (¿O NO?) que nos han contado en la película de Tom Cruise

Analizamos los puntos más sorprendentes del film con un entrenador de pilotos de caza, un ex piloto y un ingeniero aeronáutico. Y las conclusiones a las que llegamos nos sorprenden y mucho.

«¡Ala vete, cohete!». Cuando el señor de al lado salta con esas en el cine, da que pensar que igual se les ha ido de la mano el asunto de las licencias cinematográficas. Y algo así puede sentir un espectador lego en la materia de la aviación cuando se enfrenta a Top Gun: Maverick, la última película de Tom Cruise, dirigida por Joseph Kosinski y que ha batido récord de taquilla en su estreno. De acción trepidante y puro espectáculo, los actores y productores se han cansado de explicar el esfuerzo que se ha realizado para que sea lo más real posible y lo bien documentada que está.

¿Pero entonces son posibles las escenas más extremas -comunmente llamadas fantasmadas– que nos han contado en la película? Las analizamos con el que podría considerarse un ‘Maverick del ejército español’: el Capitán Juan Bengoechea Vara de Rey, de 30 años, que adiestra a los futuros pilotos de caza y ataque del ejército español en el Ala 23 (Talavera la Real, Badajoz). Además, hemos hablado con un mecánico de cazas e ingeniero aeronáutico y con un ex piloto del ejército español. Y sus respuestas nos han sorprendido ¡Y MUCHO!


Archivo personal de Juan Bengoechea Vara de Rey
Un ‘Maverick español’, el instructor de pilotos de combate en cazas, Juan Bengoechea Vara de Rey.

¡Cuidado que hay spoilers a la vista!

1.Sobrevivir a un accidente a Match 10 y luego tomarte un agua en un bar

Una de las primeras escenas de la secuela de Top Gun: ídolos del aire nos muestra a Maverick (Tom Cruise) como superviviente de un accidente aéreo a 10 veces la velocidad del sonido (Mach 10) en el que aunque el avión se ha pulverizado, el piloto ha sobrevivido tras eyectarse. Llega por su propio pie a un bar y se pide un agua.

Pero en esta escena hay varios asuntos que ninguno de los entrevistados ve claros. «Oficialmente nadie ha volado a Match 10 en un avión de ensayos, y por supuesto nadie ha llegado a eyectarse a esa velocidad», explica a SensaCine el capitán Bengoechea Vara de Rey, es decir que no hay precedentes de que esto pueda ser así.

CRÍTICA: ¡No pienses! ¡Actúa!

Hay además otros aspectos que nos hacen dudar de la verosimilitud de esa escena, como explica el Ingeniero aeronáutico y mecánico de cazas y aviones de ataque consultado por SensaCine. Hay aviones que pueden alcanzar esa velocidad, como el X43A que lo logró con una tecnología llamada scramjet, pero no iba pilotado. El piloto con un registro oficial más alto fue en el X15 que logró Mach 6.7.

«Pero el problema es que para alcanzar esa velocidad debes subir muy alto, a mayor altura menos rozamiento, y a mayor altura menos posibilidad de éxito en una eyección sin perder el conocimiento», explica el ingeniero, que prefiere mantener el anonimato.

Como referencia de la velocidad que supone ir a Mach 10 explica que los cohetes que lanzan al espacio alcanzan un Mach 25.

Pero en aviones de ensayo como los que muestra la película el máximo alcanzado no llega a Mach 4. «Los aviones pueden volar a MACH 2.0 si hace falta pero no es lo normal», dice el instructor de vuelo, que aclara que al ejército tampoco le interesa ese objetivo: «El F22 va en 2,2 y todos rondan el Mach 2. Pero es que no hace falta, ni interesa porque implica subir mucho, consumir mucho combustible, lo que elevaría mucho el coste de la misión y para las que deben hacerse habitualmente no es necesario incrementar tanto la velocidad», explica el capitán Bengoechea.

2. Maverick como instructor de vuelo

En uno de los entrenamientos vemos cómo Maverick coloca su avión en una maniobra extrema entre dos de los aviones a los que está entrenando. Sin embargo, en ese contexto, esta maniobra nunca podría ocurrir. «Es una maniobra muy peligrosa y es poco creíble que pueda realizarse en un entrenamiento», sentencia el capitán que acumula 8 años de experiencia y 1.500 horas de vuelo. «Me encanta la película por las escenas visuales que tiene, y porque Maverick es un apasionado de su trabajo y del vuelo, pero su manera de ser o de actuar dista mucho de lo que ocurre en la realidad», explica Bengoechea Vara de Rey.

Para él una de las claves para ser un buen instructor es «ser muy riguroso a la hora de volar el avión» y el protagonista «hace locuras que no haría ni un instructor, ni un piloto de caza porque compromete la seguridad y ese es el pilar en el que basamos nuestras misiones», añade el que podríamos considerar Maverick español.

«Eso no significa que no corramos riesgos en misión, pero nunca seríamos nosotros los que pudiéramos poner el riesgo por delante por hacer locuras. Pasar entre dos aviones como ocurre en la película no ocurriría bajo ningún concepto. En la OTAN no se entrena, ni se opera así», explica el piloto que ha participado en la misión de la OTAN de vigilancia en el Báltico.


Paramount Pictures
Tom Cruise con un gesto victorioso en ‘Top Gun: Maverick’

El ex piloto del ejército Mitoa Edjang Campos, que cree que es quizás el aspecto con más licencia cinematográfica de toda la película. «Es que los manuales, y en el ejército se siguen a rajatabla, jamás contemplaría una actitud tan irresponsable, aunque por otro lado la película cuenta con un asesoramiento técnico, histórico y documental excelente», concluye.

‘Top Gun: Maverick’: El intenso entrenamiento al que Tom Cruise sometió a los actores

3. Sobrevivir al impacto de un misil volando en un caza

En otra de las maniobras suicidas de Maverick, éste interpone su avión en la trayectoria de un misil para evitar que impacte en el avión de su compañero, que es además el hijo del piloto que falleció en Top Gun: ídolos del aire, y aunque el misil llega a impactar en su avión, el personaje de Tom Cruise logra sobrevivir.

Sorprendentemente, el capitán del ejército español confirma que es posible. «Ha habido derribos aéreos con misiles, o desde otro avión, o desde un sistema de defensa en tierra, que impactan en aviones y el piloto logra sobrevivir, hay incluso casos documentados en la historia», explica.

Se refiere por ejemplo al caso de Scott O´Grady, cuyo F16 fue derribado en la Guerra de los Balcanes por un misil y logró sobrevivir. Y su historia la relata la película Tras la línea enemiga. «Puede ocurrir que el piloto sobreviva a un impacto, no hay muchas posibilidades de que ocurra, pero puede ser», concluye el instructor.

4. Volar a diario a esa intensidad en un caza con 50 años

Otra de las cosas que sorprende en la película es el buen estado de forma que es Maverick para tener 50 años. Sin embargo, la exigencia física de un vuelo de combate en un caza es enorme. De hecho, la mayoría de instructores a diario suelen ser más jóvenes, el capitán Bengoechea tiene por ejemplo, 30 años ¿Es factible que un piloto de 50 años pueda volar en un caza a diario con ese nivel de exigencia?


Paramount
Tom Cruise en ‘Top Gun: Maverick’

La respuesta del instructor vuelve a sorprender. «Hay que tener muy buena condición física porque es un vuelo exigente como el que muestra la peli con esas aceleraciones, con las misiones que emprende… Pero hay pilotos con 50 años que vuelan aviones de caza actualmente  y pueden verse en situaciones similares«, asegura. Lo que le hace dudar un poco más es quizás lo que logra en la misión final en la que se eyecta, coge otro avión… «Tienes que ser un poco superhombre», dice entre risas.

Qué ver: 6 trepidantes películas sobre aviones la semana del estreno de ‘Top Gun: Maverick’

El ingeniero aeronáutico cuenta que hay casos de pilotos rusos y ucranianos que vuelan a ese nivel incluso con 70 años. «Podría ser con un buen entrenamiento físico». Aunque cuando explica lo que le ocurre a un cuerpo a esa velocidad surgen las dudas:

Tienes el problema de la aceleración que puede sufrir tu cuerpo, que se mide en G, la fuerza de la gravedad, que se va multiplicando sobre tu cuerpo: por ejemplo en un vuelo muy exigente puedes llegar a sufrir un 9G, es decir multiplicas tu peso por 9 y ese es el efecto. Si pesas 80 kilos, pues serían 720 kilos… Es un esfuerzo físico para el que hay que estar muy entrenado

De hecho existen trajes especiales anti G para ayudar a compensar los efectos de la gravedad.

Juan Bengoechea Vara de Rey, el instructor español de pilotos de caza, que con 30 años acumula más de 1.500 horas de vuelo

El capitán añade también el factor mental: «Además de la deshidratación y el impacto corporal de la aceleración, mentalmente son misiones muy complejas con procesamiento y análisis de datos, toma de decisiones, rigor y precisión en las maniobras y no vale cualquiera, requiere preparación y entrenamiento diario, aunque en el factor de toma de decisiones la edad es un factor estratégico, la experiencia suma y mucho», concluye Bengoechea Vara de Rey.

5. Tom Cruise quiso pilotar el F18 con sus propias manos

Uno de los aspectos que han trascendido sobre el cómo se hizo de la película de Paramonut es que Tom Cruise se empeñó en que él quería pilotar el F18. De hecho todas las imágenes de vuelo son reales y se grabaron on board aunque los actores van en la parte de detrás, es el puesto del operador de armas. ¿Pero habría sido posible que Tom Cruise llegará a pilotar un F18 para rodar una película? El capitán Bengoechea, no lo ve muy claro.

«Tom Cruise tiene formación de piloto pero un caza no es un avión normal. Para pilotar un F18 se requiere mínimo 6 años de formación desde que ingresas en la Academia que te dan asignaturas teóricas hasta que acabas tu formación básica de piloto de F18 y para ser alguien como Maverick más de 10 años», apunta

6. ¿Es posible volar sin la máscara de oxígeno en un caza?

En la película es habitual que veamos a los pilotos volar sin máscara de oxígeno. Podría generar dudas ya que los cazas pueden ganar mucha altura en poco tiempo y en ese caso el oxígeno sería imprescindible. El piloto vuelve a sorprender con su respuesta. 


Paramount Pictures
Tom Cruise en una de las escenas en el F18 volando sin la máscara de oxígeno puesta.

«Es factible pero no es habitual. La máscara cumple dos funciones: suministra oxígeno y lleva incorporado el micrófono que usamos para las comunicaciones. Se puede dejar abierta si la atmósfera de la cabina es respirable y eso es por debajo de 13.000 pies porque por encima la concentración de oxígeno no es suficiente. Pero al estar separada de la boca las comunicaciones se degradarían», explica el instructor de vuelo.

Sin embargo, matiza que en la marina estadounidense están acostumbrados a volar con la máscara abierta. En España, en cambio, lo habitual es llevarla puesta:

«Cuando nos metemos muchas G se reduce la capacidad pulmonar y el suministro de oxígeno se hace muy relevante en esas situaciones: mejores comunicaciones y más oxígeno son menos riesgos. Si vas a entrar en combate, lo normal y lo recomendable es llevarla puesta», señala.

El ingeniero aeronáutico añade además que físicamente es factible «quitársela y ponérsela rápidamente» y lo habitual es que las cabinas estén preparadas para respirar sin la máscara lo que justificaría que sea verosímil ver a los pilotos sin ella en la película.

7. La misión final: vuelan a 900 km/h entre colinas a 100 pies ¿eso es factible?

En la misión final, que parece una Misión Imposible para el espectador -como si Tom Cruise se hubiera equivocado de película-, tiene también algunos aspectos cuestionables. En el primer tramo de la operación vuelan a 400 nudos, es decir uno a 920 km/h. ¿Es posible volar entre montañas tan a ras del suelo a esa velocidad?


SensaCine
Juan Bengoechea Vara de Rey en uno de sus vuelos de instrucción

«Es posible. Nosotros si volamos a esas velocidades y a esa altura es porque la misión lo requiere o únicamente, en las zonas autorizadas, el matiz de hacerlo entre montañas y con maniobras tan agresivas requeriría de mucho entrenamiento y mucha precisión», apunta el capitán Bengoechea. Y añade: «Imposible no es, es factible, pero extremadamente difícil, también».  Pero aún así cree que es la parte más creíble de la misión final. «Hasta que sueltan el armamento y salen de la montaña sería realizable, aunque extremadamente suicida».

8. La misión final: misiles que fallan más que una escopeta de feria

Otro de los aspectos sorprendentes de la misión final es que los misiles antiaéreos fallan más que una escopeta de feria. «Esa es la parte de la misión que menos me creo. Que les disparen tantas veces y fallen tanto… Los sistemas de defensa actuales son muy precisos y no es habitual que fallen. Las probabilidades reales de que ninguno impacte sería extremadamente baja y en el caso de los misiles aire-aire son muy modernos para que fallen todos. Me parece mucha licencia, es casi lo menos verosímil de toda la película junto con el homenaje que le rinden en esa escena a la primera película en la que se eyectan los dos y cogen otro avión el F14… eso es lo más peliculero», señala el capitán.

Aunque quiere dejar claro que a pesar de que las posibilidades de éxito son mínimas, esta misión podría ocurrir en el mundo real de principio a fin, a diferencia de lo que se ve que ocurre en los entrenamientos. «Las misiones reales pueden ser tan arriesgadas como las de la película, pero en los entrenamientos no nos la jugamos tanto», concluye.

9. Los pilotos reales de caza ¿se arriesgarían tanto?

Otro de los aspectos que sorprende son los riesgos que corren y la manera en la que se enfrentan a sus entrenamientos los pilotos. ¿Son así en la vida real? «Hay bastantes licencias en este aspecto, porque quizá se muestran un poco prepotentes. En la vida real los pilotos de caza solemos medir los riesgos más y ser mucho más prudentes. Es cierto que para hacer lo que hacemos tenemos que tener una gran confianza en nuestras capacidades y en nosotros mismos pero esta confianza la han llevado bastante al extremo», cuenta el piloto.


Paramount Pictures
Miles Teller, Monica Barbaro, Tom Cruise y Glen Powell, que interpretan a los pilotos de la academia Top Gun.

Es también ese el aspecto que más le rechina a Mitoa Obiang de la película:

“En el ejército es inconcebible que alguien se salte los procedimientos de manera sistemática como hacen los pilotos en la película. Los militares son mucho más rigurosos de lo que muestran”, apunta.

Además, el capitán Bengoechea echa en falta que se muestre que en la vida real de los pilotos de caza hay mucho más trabajo en equipo, y menos competitividad. «Es muy bonito defender y confiar en los demás de la misma manera que los demás confían en mí», aunque de la película le ha gustado cómo retratan «el amor por el trabajo que hacen, lo aguerridos que son por ejemplo nos representa y nos gusta», concluye.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntante a nuestra Newsletter

0
The Flash con Ezra Miller ha sido bien recibida por audiencias de prueba Marvel y Star Wars pararon secuela de Tron: Legacy, dice Joseph Kosinski

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *