No más Irishman: Netflix diría adiós a conceder libertad creativa absoluta


En 2019, el director Martin Scorsese respaldaba su decisión de haber hecho la película The Irishman con Netflix en que el streamer le ofreció una invaluable libertad creativa. Sin embargo, existe la posibilidad de que la compañía no vuelva a transitar por ese camino. Es decir, dar carta blanca a cineastas consagrados para que hagan la cinta que se les antoje. Con la tan sonada pérdida de suscriptores y estrepitosa caída en la bolsa, el rey del streaming está cambiando sus planes de producción original. Y tal parece que renunciará a ser flexible con el denominado cine de autor.

The Irishman (2019)

De acuerdo a un reciente reporte de The Hollywood Reporter, fuentes cercanas a Netflix coinciden en que la «N» roja no aprobará más «costosos proyectos de vanidad» —para resumir, aquellas producciones donde el artista tiene la última palabra— en aras de mantener un control más estricto sobre sus contenidos. «Se irá esta tendencia a hacer cualquier cosa para atraer talento y darle carta blanca», declaró una de aquellas fuentes al medio.

El anterior devendría sólo un paso en el nuevo rumbo que Netflix prevé para sus futuras operaciones, bajo la directriz «más grande, mejor y en menor cantidad». En realidad, no hay mucha claridad en torno a las implicaciones de semejante consigna. Pero una de la interpretaciones es que los ejecutivos de la empresa aceptarían reducir el número de producciones anuales con tal de otorgarle un mayor presupuesto a proyectos específicos, los cuales en teoría —gracias al extra monetario— ostentarán una mejora en la calidad.

No obstante, cabe recalcar que aquellas películas prioritarias para Netflix (más grandes, mejores y en menor cantidad) no serían del tipo de The Irishman. En el último reporte trimestral de ganancias, el codirector ejecutivo de la compañía, Ted Sarandos, dejó entrever que la esperanza está puesta en cintas que posean los atributos necesarios para concederles altísimos números de audiencia. Por ejemplo, comedias de acción con Dwayne Johnson o títulos de ciencia ficción con Ryan Reynolds, aparentemente.

«Hace sólo unos años, luchábamos por monetizar el mercado en pequeñas películas de arte», comentó Sarandos. «Hoy lanzamos algunas de las películas más populares y más vistas del mundo. En los últimos meses, cosas como Don’t Look Up, Red Notice y Adam Project son ejemplos de eso» (vía).

The Irishman, o El irlandés, fue la cinta que devolvió a Martin Scorsese al cine de gánsteres. Con los legendarios Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci a la cabeza del elenco, el filme mereció ovaciones en su momento y una firme presencia en la temporada de premios correspondiente. De hecho, era una apuesta «segura» de Netflix para el Óscar 2020. Sin embargo, finalmente no triunfo en ninguna de sus diez nominaciones.

mm Tengo muy mala memoria. Por solidaridad con mis recuerdos, opto por perderme también. De preferencia, en una sala de cine.
0
Jurassic World: Dominion – Crítica de la película «El jurado me devolvió la vida»: Declaración de Johnny Depp tras su triunfo

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *